Sexo tántrico: una práctica para alcanzar el éxtasis

Sexo tántrico: una práctica para alcanzar el éxtasis

El sexo tántrico está basado en el tantra o tantrismo, una filosofía proveniente de la India que busca la plenitud espiritual a través de los placeres sexuales. No solo involucra los genitales, sino todas las partes del cuerpo y se basa en la energía de las personas para alcanzar el éxtasis. Esta práctica busca que logres una conexión espiritual con tu pareja.

El sexo tántrico no tiene como meta el orgasmo o la eyaculación. Sin embargo, es una práctica igual o más placentera. Lo más importante es lograr que los sentidos se potencien a través de miradas, besos y caricias. De esta manera, podrás alcanzar una conexión especial con tu pareja.

El principal objetivo del tantra es disfrutar de cada uno de los momentos del sexo. Esta filosofía te invita a que mantengas activos tus cinco sentidos y así puedas alcanzar el máximo de placer.

Asimismo, requiere de mucha armonía y equilibrio en la pareja. El juego de miradas es uno de los puntos más importantes. A través de ella puedes exteriorizar tus sentimientos más profundos. ¡Una mirada dice más que mil palabras!

 

Las caricias mutuas serán uno de los ingredientes para que suba la libido y el deseo y la pasión llegue al lugar. No hay que desesperarse. Es un acto de calma y conexión espiritual. Deja los genitales como el plato fuerte, en esta práctica no hay que apresurarse. Hay que encontrar excitación en lugares inexplorados. También juega un papel fundamental la respiración, que debe estar sincronizada.

Los cuerpos deben estar relajados y disfrutar del placer del momento. La excitación va a ir aumentando progresivamente.

Puedes sentir un orgasmo, pero es diferente al del coito. En el tantra existe la eyaculación interior. Esto quiere decir que se debe bajar la excitación en ciertos momentos para no llegar a eyacular. Lo más conveniente cuando se está a punto de llegar al éxtasis es contener la respiración.

El secreto del tantra es olvidar la urgencia, trabajar la mente y el cuerpo con movimientos bien pensados que vuelvan loco a tu pareja.

El tantra te puede brindar minutos de placer y de máxima unión con tu pareja. A través de la conexión energética puedes potenciar el amor y la relación con la persona que amas.  

Lectura recomendada: Fantasías sexuales: en 2019 hay que darle al cuerpo lo que pida

0 comentarios

Escribe un comentario

Comentarios son moderados