¿Sabes lo que es chemsex?

¿Sabes lo que es chemsex?

que es chemsex

Existen distintos productos químicos elaborados para mejorar las experiencias sexuales. Desde un lubricante hasta el famoso Viagra, estas sustancias pueden formar parte de una rutina convencional de sexo. Pero ¿qué pasa si se utilizan drogas fuertes y de manera abusiva para su para su práctica?

Esta conducta particular recibe el nombre de chemsex, neologismo inglés de chemical sex (sexo químico), y se define como el acto de usar drogas para facilitar o potenciar el sexo.

El problema es que para quienes realizan esta práctica, el sexo no existiría si no se usa una droga, o se disfrutaría muchísimo menos. Romper este ciclo de conducta peligrosa es un verdadero desafío, pues el chemsex es una adicción tan real como la dependencia a cualquier otra droga.

 

La trinidad del chemsex

 

Por lo general, son tres drogas las que definen lo que es chemsex: GHB, metanfetaminas y mefedrona. Cada una de ellas, por separado, produce un potente efecto estimulante que genera hiperactividad y euforia, disparando el líbido a tal nivel que puede provocar prácticas sexuales de riesgo y abusos.

Una forma peligrosa que se ha hecho cada vez más común es el slamming, que no es otra cosa que mezclar estas sustancias por vía intravenosa a modo de carburante para que las orgías se prolonguen durante mucho tiempo, lo que no sólo puede dañar a los consumidores por los efectos nocivos de la droga en su organismo, sino también porque incrementa la posibilidad de ser infectados por una enfermedad de transmisión sexual.

 

Los terribles efectos secundarios

 

Un artículo publicado en el “British Medical Journal” explica todo lo que le puede ocurrir a nuestro cuerpo como consecuencia del chemsex. El efecto más común, además de las altas posibilidades de contagio sexual, son los “días perdidos”, en los que no se come ni duerme durante 72 horas. Algo simplemente devastador para la salud.

Sin embargo, el cuerpo no es el único que sufre. Los problemas mentales también son un aspecto preocupante, ya que esta práctica puede afectar la calidad de las relaciones, potenciando un comportamiento banal y dependiente de las sustancias.

 

Una práctica que alerta al mundo

 

En España y Reino Unido el chemsex es algo habitual y ha ido en aumento. Según informa El País, la ciudad de Barcelona incorporó al chemsex como un problema de salud pública. Esta medida se suma a "Vice", un documental estrenado en 2015 bajo la dirección de Will Fairman y Max Gogarty, el cual explora las vidas y hazañas de un grupo de hombres de Londres que toma parte activa de lo que es chemsex, mostrando su proceso y sus desesperantes consecuencias como sobrevivientes.

Si en los años 80 y 90 la comunidad homosexual buscaba sus relaciones en bares y a través de conocidos comunes, ahora son las aplicaciones tecnológicas y las redes sociales las que han abierto un mundo de posibilidades para la comunidad homosexual, favoreciendo el aumento de número y frecuencia de este tipo de relaciones en entornos privados, fuera de la vista y control público.

0 comentarios

Escribe un comentario

Comentarios son moderados