Recomendaciones para cuidar la salud sexual

Recomendaciones para cuidar la salud sexual

 

Salud sexual

Gran parte de los problemas de salud sexual presentes en la comunidad LGBT se debe a negligencias o ignorancia. Es importante que los gays tengan acceso a información respecto al autocuidado, no sólo para prevenir el VIH, sino también para mantener un estado mental óptimo y una actitud positiva ante la vida.

 

A continuación, encontrarás 5 recomendaciones para cuidar tu salud sexual que no querrás pasar por alto:

 

1. Usa condón

 

Sí, es lamentable que en pleno 2017 aún tenga que decirse, pero usar condón es de las formas más seguras de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Si sales con chicos que recién conoces, el uso del condón debiera ser obligatorio. Además, ¡son gratis! No hay ningún pretexto para no utilizarlos. Recuerda que no sólo deben usarse durante el coito, sino también en otras prácticas, como el sexo oral.

 

2. Chequeos periódicos

 

Toda persona sexualmente activa debería hacerse chequeos periódicos, a fin de detectar enfermedades en forma oportuna. Es impensable andar por el mundo sin saber que estás sano. Esa certeza no sólo te da tranquilidad a ti, sino también a tus parejas: es una responsabilidad para con las personas que conviven contigo. Si no estás seguro de cómo o dónde hacerte un chequeo, existen apps que pueden ayudarte,

 

3. El número de parejas sexuales

 

Mientras más expuesto estés, mayores posibilidades tendrás de contagiarte con alguna enfermedad de transmisión sexual. La intención en esto no es hacer un juicio puritano, que intente limitar cómo y con quiénes disfrutas tu sexualidad; pero es innegable que en lo que a salud respecta, es mejor calidad que cantidad.

 

4. No caer en bajones de libido

 

La hipergamia (exceso de parejas sexuales) puede llevar a las personas a estados depresivos, provocando efectos adversos en la salud sexual,  como por ejemplo la pérdida de la libido. Si esto sucede, la persona puede profundizar en su bajón anímico y resentir seriamente su capacidad para relacionarse con los demás, sobre todo si este trastorno se produce en la adolescencia.

 

6. Libérate de tabúes

 

Mantén con tu pareja la confianza suficiente para conversar sobre tus aprensiones y fantasías. Una buena comunicación es clave para que las relaciones se fortalezcan y la sexualidad se torne más satisfactoria. Además, con esta saludable práctica, pueden hallar posiciones que a ambos les acomoden y les permitan disfrutar momentos inolvidables.

 

6. Haz cardio

 

Por último, otro aspecto de la salud sexual es sentirte bien contigo mismo y con tu desempeño en el acto, pues - de una u otra forma - ésto es algo que nos preocupa a todos. Existen muchas maneras para mejorar tu rendimiento en la cama, pero si no quieres complicarte, basta con que incorpores a tu vida una rutina de cardio, ya sea corriendo, nadando o andando en bicicleta. Te sorprenderá (y a tus chicos también) lo mucho que mejora el sexo cuando estás en una forma física óptima.

Recuerda que la sexualidad es una parte fundamental de la vida de cualquier ser humano. ¡Nunca descuides la tuya!

 

0 comentarios

Escribe un comentario

Comentarios son moderados